¿Embarazada tu gata? ¿Y ahora qué?

¿Embarazada tu gata? ¿Y ahora qué?

Antes de nada tienes que saber si tu gata está embarazada ¿Cómo lo puedes saber?

Las gatas se pueden quedar embarazadas en su época de mayor fertilidad, que suele ser cada 3 semanas, conocida esta época como “estar en celo”. Si deseas evitar que tu mascota traiga muchos gatitos de forma inesperada, te recomendamos esterilizar a tu gata antes de su primer celo, ya que puede quedarse embarazada muy fácilmente desde ese momento. El ciclo de gestación suele variar entre un mínimo de 61 días hasta un máximo de 72 días. Los partos de los animales no son como los de los humanos; tu gata puede ser que no muestre ningún síntoma físico de gestación hasta pocas semanas antes del parto. Si piensas que tu gata está embarazada, llévala al veterinario.

¿Tu gata está embarazada? ¡ENHORABUENA! 

El ciclo de gestación de un gato doméstico es de 9 semanas aproximadamente. Al principio, no es evidente si el apareamiento se ha cumplido. El signo más evidente de un apareamiento aparecerá unas tres semanas después. Las mamas de la hembra empiezan a hincharse y se vuelven más rosas.

La gata no mostrará verdaderos cambios de comportamiento aunque pueden aparecer vómitos esporádicos. Tenéis que ir al veterinario alrededor de las 4 semanas y media después del apareamiento, así el veterinario podrá ver con claridad a los fetos. En esta etapa las crías medirán de 2 a 5 cm pero no será posible saber el número exacto de crías que tendrá la gata.

Los gatitos crecen con rapidez durante las tres últimas semanas del ciclo de gestación, cuando se han formado sus sistemas corporales.Si tu gata no para de saltar ni moverse, no te preocupes le ayudará a mantener su tono muscular y puede ser útil para dar a luz.

Comerá más sólo durante el tercio final del embarazo, cuando los gatitos estén creciendo. Déjalo comer todo lo que quiera, ofreciéndole comida, quizá, hasta cuatro veces por día. En esta etapa es muy importante que reciba una dieta equilibrada y si acostumbras a darle sólo comida fresca, es preferible darle raciones completas en latas, durante el embarazo y durante la fase siguiente de amamantamiento.

¿Cómo preparo mi casa ante la llegada de los gatitos?

Tenemos que hacer los preparativos con tiempo para el nacimiento, para que la gata se familiarice con el lugar. Una caja grande de cartón sirve para que entren fácilmente en su nuevo hogar, cortando uno de los lados para que puedan entrar y una manta limpia sobre una capa de papel de periódico, es importante. En otro post hablamos del ¿por qué le gustan las cajas a los gatos?, también te enseñaremos a crear una, sencilla y cómoda.

Ten en cuenta estos últimos consejos: El cuarto donde esté la gata madre que sea tranquilo porque si se siente incómoda puede dar a la luz en cualquier lugar de la casa. Dale todos los caprichos que necesite poniéndole de forma fácil agua, comida y su bandejita para sus necesidades. Te lo agradecerá y cuando nazcan prepárate… la unidad familiar aumenta y tienes que estar relajada ante la llegada de varios pequeños que necesitarán de ti. Si tu gata está embarazada o lo ha estado, puedes comentarnos y contarnos tu experiencia, nos emocionará a todos seguro.